miércoles, 23 de marzo de 2011

Sectores con futuro. La opinión de un experto


El otro día, le mandé un mail a Santiago Niño Becerra, Catedrático de Economía de la Universidad de Ramón LLull, en el que le preguntaba acerca de los sectores que más empleo van a generar en el futuro. Amablemente, ese misma tarde, ya me había contestado un extenso correo en el que me daba su opinión. Antes de reproducirlo debo advertiros que este economista es bastante conocido por sus opiniones un tanto controvertidas sobre la crisis y lo que nos deparará. Si bien es cierto que no todo lo que ha predecido se ha cumplido, desgraciadamente, sí en su mayoría.
Podéis oir sus opiniones todos los martes en La Ventana de Genma Nierga (cadena SER) o en la Carta de la Bolsa, donde escribe de lunes a viernes interesantes artículos. Además ha escrito varios libros y aparece frecuentemente en programas de televisión como 59 segundos.
Os dejo su respuesta.


Supongo que sabrá que la provincia de Cádiz es la de mayor desempleo de España: 31%; cierto que la economía sumergida es elevada, pero pienso que el subempleo compensa con creces esa situación. El razonamiento de las familias y de las/los alumnas/os es lógico: a mayor formación mayores posibilidades de empleo, sobre todo si las opciones actuales de trabajo son tan insignificantes. El problema es que la demanda de trabajo es decreciente y la oferta creciente, por lo que tendrán opciones de empleo (en el mundo, no en un punto determinado del mismo) los/los supermejores: las/los megacracks.

La Biotecnología y la Tecnogenética tienen un futuro esplendoroso, pero para aquellas personas que sean auténticas números uno, y desde luego, no en España, y ni el 0,1% de la población es número uno en algo; por tanto, ¿qué hacen quienes no lo son?. Algo que nunca se dice cuando se habla de aumentar la productividad es que la demanda de trabajo decrece (y, cierto, aumenta, algo, la delas/ los superbuenas/os), por lo que el desempleo tiende a aumentar. En los 80, cuando, por ejemplo en USA o en UK, aunque la productividad comenzó a aumentar con fuerza el paro no creció porque los desplazados se ocuparon en el sector servicios, en empleos generadores de menor valor añadido y menor salario (en USA hay un montón de personas pluriempleadas en empleos precarios), pero ahora esa opción ha finalizado porque el consumo tiende a la baja: recursos disponibles en descenso y capacidad de endeudamiento agotada. En 30 años la productividad en la descarga de un buque en el puerto de Londres ha aumentado el 6.650% (no, no es un error), aquellos trabajadores desplazados se ocuparon en otros empleos, pero hoy esa vía está casi cerrada.

Nos estamos dirigiendo hacia un modelo de altísima eficiencia en el que la mejora de la productividad será el objetivo a fin de optimizar procesos. Biotecnología, Tecnogenética y Logística, pienso serán subsectores de futuro, pero para muy pocas personas. Luego está lo que yo denomino el Sector R: reparación, rehabilitación, recuperación, reciclaje, … que podrá ocupar aún a una cierta cantidad de factor trabajo, aunque con reducidas remuneraciones en la mayoría de los casos. Todo ello en un escenario de automatización creciente a fin de mejorar la productividad. A esto añada que los entes -y los fondos- públicos cada vez jugarán un menor papel.

No me he olvidado: las alumnas y los alumnos a quienes asesora, y sus familias. Pienso que a la gente hay que hablarle con claridad. El desempleo estructural, cuando la crisis finalice, pienso que va ser elevado: si se busca la eficiencia el subempleo no es provechoso, por lo que las chicas y los chicos tienen que tener muy claro de lo que son capaces, a donde pueden llegar y donde están. Quienes sean unas/os megacracks que hagan lo que quieran, y si es fuera de aquí, mejor (que utilicen una parte de su inteligencia para aprender Inglés); quienes sean buenas/os Ingeniería Industrial: es un comodín y abre las puertas a casi todo; quienes tengan menos capacidad (no estoy diciendo que tengan carencias intelectivas) o una FP que les vaya, pero que les vaya de verdad y que cumpla sus expectativas, y cursada en un centro en el que, de verdad, aprendan; y el resto, la verdad, no lo sé. Y que todas y todos aprendan Inglés: ya no se pregunta si se sabe Inglés: se da por supuesto que se sabe.

Un saludo y gracias por su confianza.

S.

Dr. Santiago Niño-Becerra

Catedrático de Estructura Económica

No hay comentarios:

Publicar un comentario